Tulbaghia violacea V-9

3,50 IVA no incluido

Mata bulbosa, de hojas acintadas, largas y estrechas, erectas, un poco carnosas y con aroma a ajo. Desarrolla rizomas que se extienden formando matas espesas. Forma flores malva rosadas, tubulares, agrupadas (hata 20) en umbelas terminales en el extremo de los tallos floríferos. Florece muy abundantemente desde abril a finales de noviembre. Es muy visitada por las mariposas y abejas debido a su olor.

Usos frecuentes: Muy útil en jardinería cerca de la costa, ya que tolera muy bien la influencia marítima, y también en zonas termófilas. Puede utilizarse para hacer borduras, recubrimientos del suelo, macizos densos, tanto a pleno sol como en lugares parcialmente umbríos.
Densidad de plantación: 6 plantas al m2
Jardineria: Puede soportar períodos prolongados de fuerte sequía, pero la floración es mucho más abundante y se prolonga más si dispone de riegos periódicos u ocasionales y si la planta está bien abonada.
Es conveniente disponer de un suelo drenante, aunque prefiere suelos profundos no excesivamente rocosos. Es conveniente realizar una siega a finales de invierno. Es muy poco sensible a plagas y enfermedades, aunque los caracoles pueden atacar las hojas.
Viveros Carex.com

Hay existencias

Descripción

 

El género Tulbaghia integra unas 30 especies de plantas herbáceas bulbosas originarias del sur de África, perteneciente a la familia Amaryllidaceae.

Esta planta resistente a la sequía se extiende desde el Cabo Oriental, KwaZulu-Natal y Limpopo, a tan al norte como Zimbabwe

Tulbaghia viene del nombre del gobernador holandés del Cabo de Buena Esperanza, Ryk Tulbagh (1699-1771). Durante un largo período Tulbagh se carteó con varios botánicos incluyendo Carlos Linneo y le envió más de 200 especies de plantas locales. Linneo nombró la planta Tulbaghia en su honor. (cosas del Colonialismo)

Tulbaghia violacea es una planta de rápido crecimiento, bulbosa que alcanza una altura de 0,5 m. Las hojas son largas, estrechas,  y con fuerte olor a ajo cuando se aplastan. Flores tubulares, agrupadas en umbelas de hasta veinte flores color violáceo, florecen desde mayo hasta las heladas de otoño, octubre, noviembre en Iruña.

Son plantas perennes de crecimiento rápido ideales para zonas de clima mediterráneo para formar macizos, borduras, setos bajos o cultivarlas en jardineras

La Tulbaghia necesita una exposición a pleno sol o a semisombra (florece menos) y protegida del viento. Soporta heladas débiles y esporádicas e incluso el ambiente marino.

Es una planta bastante rústica a la que le basta un suelo normal de jardín bien drenado.

Aunque puede tolerar una cierta sequía conviene regar regularmente para que la tierra esté húmeda (sin encharcar) especialmente en verano; en invierno reducir bastante los riegos.

Es una planta resistente a plagas y enfermedades pero puede ser atacada por caracoles si hay mucha humedad.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Tulbaghia violacea V-9”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.